Historia del uso de la cosmética masculina

Definición de la palabra cosmético

Son muchas las definiciones de la palabra cosmético, pero todas coinciden en que se trata de una «sustancia destinada a ser aplicada al cuerpo humano (mayoritariamente en el rostro) para limpiar, embellecer o alterar la apariencia sin afectar la estructura del cuerpo o sus funciones». Se excluye específicamente el jabón dentro de la definición.

El origen etimológico de la palabra “cosmético” la encontramos en el griego. El término cosmético, proviene de la suma del sustantivo “cosmos” (κόσμος / kósmos), que puede traducirse como “belleza y orden”, y del sufijo “–ico”, que es equivalente a “relativo a”.

Los cosméticos se utilizan para mejorar la belleza de una persona, protegerla del medio ambiente, limpiar su piel, ocultar imperfecciones, hacerla más atractiva y, en última instancia, aumentar su confianza.

Historia de la cosmética masculina

Historia del uso de productos cosméticos por hombres

Pude parecer que el cuidado de la belleza del rostro masculino es algo actual, revolucionario, progresista, pero curiosamente la historia de la cosmética masculina es larga. Los primeros registros de hombres que usaron cosméticos se encuentran en el Antiguo Egipto. Se cree que los antiguos egipcios (alrededor del año 10,000 a. C.) utilizaron aceites y grasas animales para proteger su piel del duro calor, la luz y el viento en el delta del río Nilo.

De hecho, los humectantes perfumados aglutinados en lociones espesas eran parte del régimen de salud e higiene de un hombre egipcio. Los hombres egipcios también aplicaron delineador de ojos para ayudar a reducir el resplandor del sol y mejorar la vista.

Hacia el año 3.000 a.C, en China y Japón, tanto hombres como mujeres se aplicaron tinturas de goma arábiga, gelatina y huevo para dar brillo a las uñas, con ciertas aplicaciones en el rostro, lo que significaba su estatus en la sociedad. Más tarde,  durante el Imperio Romano (27 a.C – 476 d.C), también sabemos que los hombres romanos se aplicaban pinturas en la cabeza para disfrazar la calvicie prematura.

En la Inglaterra y Francia del siglo XVIII, las pelucas largas y rizadas en polvo, el maquillaje blanco, el colorete y las medias de seda fueron clave para mantener una apariencia poderosa en los círculos aristocráticos. Estas elaboradas modas fueron usadas por reyes, duques y nobles, los hombres más poderosos de la sociedad.

La influencia del cine y la música en la cosmética masculina

Un punto de inflexión en la cosmética masculina llegó con la llegada del cine. Clark Gable, en la película de los años treinta «Lo que el viento se llevó», alentó a los hombres jóvenes a enorgullecerse de su apariencia. Elvis Presley o James Dean en la década de 1950 rara vez aparecían en películas sin peine y gomina para arreglarse el pelo. Los anunciantes rápidamente aprovecharon esto, y surgieron marcas específicas para hombres, reforzando el lado masculino de la industria cosmética.

Este fue posiblemente el comienzo de los hombres modernos que usaban productos cosméticos, pero no se convirtió en la pieza central de la apariencia masculina hasta la década de 1970, cuando la cultura de la música pop estaba de moda. Sin embargo, el maquillaje como producto cosmético todavía estaba “feminizado”, por lo que se prestó poca atención, a pesar del hecho de que muchos hombres usaban cosméticos.

Historia del uso del uso de la cosmética por hombres

Superados los prejuicios machistas respecto al uso de la cosmética masculina

Hasta hace solo 20 años, para muchos hombres aún resultaba socialmente incómodo comprar un contorno los ojos. A pesar de ello, en ese momento, los analistas valoraron el mercado de la cosmética masculina en Reino Unido en mil millones de libras, que incluía rímel, delineador, polvo bronceador, lápiz labial, humectante de color, gel matificante y corrector para hombres.

La diferencia entre el cosmético femenino y el masculino resultó ser que: los hombres estaban adoptando el uso de cosméticos para el cuidado de la piel como parte de la categoría de aseo, en lugar de considerarlos como maquillaje. Hoy los prejuicios machistas respecto al uso de la cosmética masculina están superados.

uso de la cosmétcia masculina en Corea del Sur

El caso especial de la cosmética masculina en Corea del Sur

Además de ser una fuente inagotable de innovación cosmética en general, Corea del Sur es considerada como la capital mundial del cosmético masculino, registrando las mayores ventas.

La reciente devoción de los hombres de Corea del Sur por la cosmética ha sido, en parte, impulsada por la dura competencia por el empleo. Sí, hace unos años hubo una exitosa campaña publicitaria de cosmética masculina que cuyo mensaje era: «Tu apariencia también es tu estrategia», es decir, hacía significativo que cuidarse el rostro es un reflejo de tu competencia y parte de tu valor. Te da una ventaja competitiva en el mundo del empleo y los negocios.

Ansiosos por lograr un cutis bello y suave, los hombres de Corea del Sur recurren cada vez más a las bases de crema y a los productos antienvejecimiento, y gastan 900 millones de dólares  por año en cosméticos, según Euromonitor. De hecho, los hombres de Corea del Sur gastaron US $ 25,30 per cápita en cuidado de la piel en 2013, más de tres veces que Dinamarca, que ocupa el segundo puesto. Los países asiáticos representan cinco de los 10 principales países en gastos per cápita en cosméticos masculinos. Esto es impulsado en parte por una actitud del consumidor hacia la apariencia; Según Datamonitor, el 54% de los hombres asiáticos creen que su aspecto y apariencia son importantes, en comparación con solo el 44% en Europa occidental.

Sumérgete en el mundo de la alta cosmética masculina de la mano de YAG MEN y sigue nuestro blog. Forma parte de la comunidad YAG MEN. Te recordamos que nos puedes encontrar en las redes sociales Facebook, Instagram y YouTube.

Be authentic! Be YAG MEN!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOBRE LA POLÍTICA DE COMENTARIOS:

Responsable: YAG MEN | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento